22.1.17

A Series of Unfortunate Events: Review

Hola, mundo! Algún día tenía que volver... Extrañé un montón hacer reviews! Quién sabe? Tal vez aproveche este verano para programar muchas, ya que gracias a Netflix el proceso de mirar series se acortó el doble, el triple, el cuádruple (?) Ya me entendieron.

Hoy toca una serie especial, que se hizo desear y para bien. Bueno, en mi caso al menos. Desde niña que la película me había encantado y hasta llegué a leer algunos de los libros. Hablando en términos geeks, era un fandom en potencia que quedó en stand-by. En mi opinión le pasó lo mismo que a Narnia, PERO con la excepción de que los años de espera valieron la pena. Netflix hizo un muy buen trabajo.
Primero hablemos del elenco...fue lo primero que me hizo dudar. Pensé que no iban a poder reemplazar a los protagonistas originales. Después vi que los niños fueron elegidos con un porcentaje alto de semejanza a los antiguos actores... y eso como que me molestó. Afortunadamente, el prejuicio pasó después del primer capítulo. Realmente ves a los personajes y no a los actores, y cada uno tiene un carisma muy especial. Los adoré a todos y a cada uno de ellos.

Neil Patrick Harris se pasó como Conde Olaf. No es tan malvado como Jim Carrey (a su conde lo odié más) pero es muy gracioso y tiene varios momentos en la serie. A medida que van pasando los capítulos, los personajes y la historia se van poniendo mejor. Digo esto porque las primeras escenas no me parecieron las mejores, pero te van introduciendo en el universo de Lemony Snicket y es necesario para todos los que desconocen la historia completa. En cuanto a los personajes secundarios... son la cereza del postre. Mis favoritos fueron las gemelas ancianas y el "secuaz de sexo indeterminado" (son miembros de la pandilla del Conde Olaf y no tienen otro nombre). La serie está llena de humor, sarcasmo, guiños e ingenio.

Tal vez lo que sí valdría la pena discutir es la presentación. Al principio me chocó que fuera tan larga. Y que cante Neil Patrick Harris (conde Olaf). Por suerte,  la
serie te engancha y al 4to capítulo ya no molesta. Aún así, puede ser fastidioso. Teniendo en cuenta que la gente vive acelerada y la síntesis es la regla vigente. OJO. Adoro que en general las producciones de Netflix tengan intro, eso era algo que se había perdido y ellos explotaron muy bien (como en The Crown o Narcos). Pero en este caso no refleja los diferentes matices de la serie. Si no les gusta la intro, nos se queden con eso. Igual al final pasa algo así:
Pasando al contenido, la serie es fiel al libro. También hay un par de personajes agregados que para los más fanáticos era un sacrilegio a la historial original, pero adivinen qué? *spoiler alert* Es solo un cruel manejo de la historia, ya que no cambia nada. 
Los capítulos son dobles, y cada par es la adaptación de un libro. En total son 8 episodios. Empecé mirando uno por día... después quería terminar el par el mismo día y después miré 4 capítulos seguidos. La historia te deja siempre queriendo más.
Los escenarios del primer capítulo no son NADA comparado con toda la puesta en escena del resto de la serie. Enserio, nada que ver. Recuerden esoPor ejemplo: la sala de cine, el bar del payaso, el laberinto, las alcantarillas... todo tiene una fotografía genial. A lo Wes Anderson con toques de Tim Burton. La atmósfera que se genera a lo largo de la historia, la banda sonora, las paletas de colores, el vestuario... todo está a punto. Si no te engancha por la historia, te engancha por la estética.
Para cerrar la review, yo estoy satisfecha con lo que hicieron de esta serie. Quiero la segunda temporada y todo. Puede que tenga sus pequeñas fallas, pero se disfruta igual. Es ideal para ver en familia. O por qué no solos? Yo ya estoy grande para shows infantiles pero heme aquí reseñando uno  :P   Me hizo reír un montón y me sentí una niña otra vez.

2 comentarios:

  1. apa! gran dato, devoré tantas series estos meses que ya me había olvidado que se estrenaba.
    agendadissssssima
    saludetes!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! A mi me super enganchó la serie ya que de chica había visto la película y la había AMADO (no leí los libros, sorry). La fotografía que tiene es genial, y me hizo recordar lo mismo: "A lo Wes Anderson con toques de Tim Burton" jajaja. En fin, adoré la serie y a Neil como el Conde Olaf. Linda review. Saludos!

    ResponderEliminar